• Wilkar Oquendo

La capacitación en matemáticas induce al docente en el razonamiento lógico y abstracto


Si los docentes adquieren competencias para transmitir el pensamiento lógico a sus estudiantes, entonces lograrán un carácter integral en sus contenidos para convertirlos en un referente que podrá ser utilizado en cualquier programa de educación continua.

Uno de los aspectos fundamentales para que el proceso de enseñanza-aprendizaje resulte efectivo es que los alumnos lo afronten motivados. Sin embargo, a menudo es difícil de conseguir.


Sobre todo en áreas como las matemáticas, donde el nivel de abstracción es mayor, se requiere un alto esfuerzo de comprensión por parte del alumno, y los estudiantes no acaban de entender para qué les sirve y qué aplicaciones tiene en su vida real.

Al considerar la importancia de la capacitación de los docentes en el desarrollo de las competencias necesarias, se hace énfasis en el desarrollo de habilidades para plantear y resolver problemas a partir de situaciones prácticas; el docente estará preparado para guiar a sus alumnos en la búsqueda de soluciones.


Es con la preparación se logra inducir al docente en el razonamiento lógico y abstracto, una característica necesaria de las matemáticas. En este sentido, el pensamiento lógico matemático se relaciona al desarrollo de capacidades y habilidades cognitivas en el estudiante.

Esto permitirá que el alumno establezca conjeturas a partir de un proceso de generalización de experiencias particulares, utilizando abstracciones de la realidad, de modo que esto le permita argumentar y justificar dichas conjeturas, mediante fundamentos rigurosos con base en modelos y métodos científicos previamente adquiridos.

Cuando se aplican programas de capacitación, se pueden identificar las deficiencias del proceso de enseñanza-aprendizaje de las matemáticas, que pueden estar relacionadas con los aspectos de la formación de los docentes y vinculados con el dominio de los contenidos y la práctica didáctica, proponiendo así vías factibles para la solución de los problemas.

Se recomienda la utilización de videos, textos, plataforma interactiva que posteriormente pueden ser utilizadas en el momento de impartir sus clases, además de estar preparados para acceder a otros programas superiores de posgrado.

Es recomendable impartir en una primera etapa temas de pensamiento numérico, álgebra elemental con ecuaciones, desigualdades y funciones, y geometría con trigonometría y fundamentos del álgebra vectorial; mientras que en la segunda abarcar las áreas de probabilidades y estadística, y fundamentos del cálculo diferencial e integral.

Cada una de estas clases debe estar combinadas con actividades de retroalimentación y junto a esto, desarrollar una plataforma digital, interactiva e inteligente que en un corto plazo pueda ser utilizada por alumnos y docentes de todos los niveles educativos.

Con este tipo de herramientas, los docentes tendrán la oportunidad de enseñar de una forma didáctica los conocimientos en matemáticas, de modo que les será de utilidad para preparar sus clases, y así los estudiantes aprendan de una forma diferente a la tradicional.

¿Sabes cómo llegar a convertirte en el profesor de matemáticas más competitivo?


Saberse las formulas algebraicas, ecuaciones y ser un especialista en la resolución de problemas numéricos, es esencial para convertirse en el mejor docente de matemáticas.

Sin embargo, es necesario aplicar una serie de técnicas para acercarte más a los alumnos y transmitirles una pasión muy arraigada por la asignatura, por esta razón le damos algunos consejos que le pueden ser de gran utilidad:


1. Los juegos en clase son los puntos fuertes de las matemáticas, y le serán sencillo organizar este tipo de actividades bajo métodos numéricos en clase, a fin de generar un ambiente cordial y divertido entre los estudiantes.


2. Empatía con los alumnos para evitar inconvenientes en su aprendizaje, por este motivo es necesario armarse de paciencia y explicar las clases cuantas veces sea sean necesarias para que ningún alumno se vaya a casa sin haber comprendido la lección.


3. En los casos reales, es habitual escuchar en clase la cadena de algunos alumnos preguntándose “¿Y esto para qué me sirve en el futuro?”. Al ver que muchos problemas matemáticos son puramente numéricos, es lógico que se planteen esta cuestión.

4. Por lo tanto, cómo docente en el área de matemáticas debes ser capaz de elaborar problemas relacionados con situaciones del día a día para que tus alumnos puedan encontrarle más sentido. Estos planteamientos requieren más tiempo y esfuerzo, pero tus estudiantes saldrán beneficiados.


5. No incluir en el examen preguntas que no hayas tratado en clase, en ocasiones el profesor de matemáticas tiende a incluir en los exámenes problemas algo diferentes a los expuestos en clase para valorar hasta qué punto los alumnos son capaces de realizar razonamientos lógicos en base a sus conocimientos.

6. Si bien es una matemática técnica legítima, la realidad es que puede ser considerada injusta por algunos alumnos. Por lo tanto, es más conveniente transmitir todos los planteamientos y problemáticas posibles en clase antes de ponerlos en una prueba escrita, ya que lo más importante no es valorar las capacidades matemáticas de cada alumno, sino transmitirles tus conocimientos.


7. Revisar ejercicios de clase y ayudar, los profesores de matemáticas no pueden aprovechar la situación para relajarse y tomarse un descanso, sino todo lo contrario.


8. Debes estar encima de los alumnos y atender cada una de sus dudas. También debes tener en cuenta que algunos estudiantes son más introvertidos y tímidos, por lo que probablemente no tengan la seguridad como para levantar la mano y exponer sus preguntas.

9. Así que debes ir consultando de forma puntual a cada alumno e intervenir de forma activa durante el desarrollo de actividades en clase.


¿Sabes cómo eliminar los bloqueos en Matemáticas?


Al hablar de las clases de matemáticas podemos enfatizar que es una de las más demandadas cuando se trata de apoyo escolar y clases a domicilio. Esto se explica en parte por los bloqueos que sufren muchos alumnos en la asignatura.


Por esta razón, es recomendable lograr que los alumnos superen estos bloqueos en matemáticas. Y eso, en primer lugar, implica comprenderlos, este es un sentimiento que se relaciona con varios factores.


En primer lugar, la falta de comprensión del lenguaje matemático utilizado por los profesores es una de las primeras cosas a tener en cuenta. Raíz cuadrada, números cardenales o parábola son palabras que pueden ser complicadas de entender.


Además, no tener unas buenas bases en Matemáticas también explica por qué algunos alumnos se sienten confundidos.


Hay varios métodos para que un profesor de Matemáticas como tú ayude a su alumno a superar sus miedos. Entre ellos, utilizar juegos para enseñar Matemáticas es una excelente manera de combinar el aprendizaje con la diversión.


Para lograr animar a tus alumnos a estudiar matemáticas debes seguir los siguientes consejos:


Descubre a tus alumnos la magia de las matemáticas. La mayoría de los alumnos afronta el estudio de las matemáticas con cierta negatividad, ya sea por sus malos resultados o porque la asignatura les parece compleja y abstracta.


Es importante que reviertas cuanto antes esta visión. Para empezar, muestra tu entusiasmo y adopta una actitud motivadora.


Explícales que las matemáticas se encuentran en casi todas las cosas que conocemos: en la naturaleza, en el espacio, en el arte, e incluso en la rima de una poesía. Y descúbreles la belleza de los números.


Vincula las matemáticas al entorno de tus alumnos. Mostrar a tus alumnos las aplicaciones que tienen las matemáticas en el mundo real restará abstracción a estas y les ayudará a comprender su utilidad.


En este sentido, es importante que no enfoques su aprendizaje a través de actividades repetitivas donde se practique el cálculo o se ejercite la geometría fuera de contexto.


Es mejor que plantees problemas ligados a la vida real donde deban hallar la solución llevando a la práctica los conceptos y procesos aprendidos y desarrollando sus habilidades matemáticas.


Gamificar las matemáticas. Aplica los mecanismos propios del juego a las actividades que propongas en clase. Puedes plantear un acertijo o un problema, y otorgar puntos o insignias de reconocimiento al alumno o grupo de alumnos que primero lo solucione.


El reto motivará a tus alumnos a poner en práctica sus conocimientos matemáticos. Si además agrupas a los estudiantes por equipos, fomentarás el aprendizaje colaborativo y la participación, desarrollarás sus habilidades sociales, y facilitarás que se ayuden unos a otros a aprender, movidos por el afán de resolver el reto.


En este artículo encontrarás una selección de webs con retos, juegos y pasatiempos matemáticos. Atiende la diversidad del aula. Si un alumno se encalla en un tema, lo más probable es que se desanime y se retrase en el aprendizaje.


Así que presta atención e intenta ayudar a los alumnos que necesitan un refuerzo planteando actividades, problemas o recursos que les ayuden a salir de dudas y ejercitar aquellas áreas o conceptos que les exigen mayor esfuerzo de comprensión.


Apuesta por la evaluación formativa. Evalúa los conocimientos matemáticos de tus alumnos de una manera continua, activa e interactiva. De este modo, conocerás sus progresos y podrás detectar más fácilmente los conceptos, procedimientos y estrategias que más dificultades les generan.


Esto te permitirá redefinir tus clases y personalizar el aprendizaje de tus alumnos en función de sus necesidades y haciendo hincapié en los temas que más difíciles les resultan.


Ejercitando y poniendo a prueba sus conocimientos de manera frecuente, y no solo a través de pruebas o exámenes aislados, serán conscientes de sus errores, aprenderán a superarlos, y adquirirán confianza, lo que repercutirá en una actitud más positiva hacia el aprendizaje.


Consideraciones finales


Algunos estudios señalan que una de las causas en los altos niveles de deserción estudiantil, principalmente de las áreas de ciencias básicas, económico administrativas e ingeniería, es producto de la necesidad de un pensamiento lógico que esté desarrollado a través de la educación básica y media superior.

Este pensamiento se asocia a la buena formación en matemáticas, aspecto que los profesores deben saber cómo transmitir a sus alumnos; en caso de no hacerlo, tendrán consecuencias que se manifestarán en los resultados de los estudiantes y, por ende, en su futuro desempeño, bien sea positivo o negativo.

17 vistas