• Wilkar Oquendo

Fundación Amblema concluyó su V Convención Anual con la participación de 200 docentes

Por/ Wílkar Oquendo

Periodista.


Como cada año, la V Convención Anual de Amblema se celebró en la Reserva Ecológica Guáquira, ubicada en el sector La Marroquina del municipio San Felipe, estado Yaracuy, donde se dieron cita alrededor de 200 docentes para exponer los logros obtenidos a través de esta herramienta Socio – Educativa durante el periodo escolar 2017 – 2018.


Este proyecto educativo basado en las herramientas de estudio en el tema ambiental, de la lectura y las matemáticas, lleva cerca de seis años implementándose en 20 escuelas de sectores populares de los estados Aragua, Lara y Yaracuy.


El director de la Fundación, Tomás Linares, informó que la actividad estuvo enmarcada en presentar diferentes proyectos que vendrán a fortalecer esta herramienta de estudio para los próximos años, destacando además que los docentes participantes tuvieron la responsabilidad de mostrar los logros obtenidos en el pasado periodo escolar.


“Con Amblema hemos logrados muy buenos resultados en las escuelas donde hemos implementado esta herramienta, sobre todo en el caso de la lectura, los niños han podido asimilar cada uno de estos procesos de aprendizajes a través de cada actividad; cosa a la que no escapan las otras áreas como ambiente y matemáticas, en las cuales los alumnos tienen una mayor comprensión de la lógica y los números, así como su responsabilidad con el medio ambiente”, acotó Linares.


Agrega que este año se implementará una nueva práctica dentro del área de ambiente y es que se incluye el cacao como elemento motor a fin de lograr procesos desde lo teórico hasta lo práctico, aprovechando las bondades de este rubro para convertirlo en un producto tangible desde cada plantel educativo.


“Se trata de preparar a los alumnos de cada escuela a conocer la historia del cacao, sus características, su trascendencia; pero sobre todo como convertirlo en ese producto tan anhelado por todos, como es el caso del chocolate, pero que sean los propios estudiantes los encargados de promoverlo e impulsarlo desde sus espacios, desde el ámbito local”, puntualizó.


Esta actividad que se realiza una vez al año, sirvió además para que los docentes compartieran anécdotas, experiencias y los resultados logrados durante el periodo escolar en cada plantel. También participaron en actividades recreativas y de supervivencias que les permitió fomentar la creatividad y organización como factor clave para el desarrollo de nuevas actividades en las aulas de clase.

0 vistas