• Wilkar Oquendo

Ferias Amblema: Una plaza que muestra la esencia del cacao venezolano


Las Ferias Amblema 2019, han sido la plaza perfecta para dar a conocer una variedad de productos a base de cacao, que tanto docentes como alumnos de las escuelas donde hace vida la Fundación Amblema ha preparado luego de una previa formación a través del Bosque de Chocolate.


Por/Wílkar Oquendo

Periodista


Una variedad de productos a base de cacao, combinados con otros ingredientes y con una presentación única que tiene su sello como “Choco Amblema”, ¡El dulce sabor del saber! están siendo ofrecidos en las escuelas a través de las Ferias Amblema 2019.


Las distintas instituciones educativas pertenecientes a la Herramienta Socio – Educativa Amblema, han puesto a disposición sus espacios para la realización de un evento especial que tiene su acento en el cacao venezolano.


En esta oportunidad, destacamos el trabajo de la UEE Dr. Arnoldo Gabaldón, en la ciudad de Maracay, estado Aragua, donde se el talento de sus docentes y alumnos se puso de manifiesto en distintas áreas.


Patricia Montes, coordinadora Amblema, asegura que durante el año escolar 2018 – 2019, los estudiantes de la UEE Dr. Arnoldo Gabaldón, han recibido un preparación detallada sobre el cacao, partiendo de su historia, y pasando por los procesos de cultivo, hasta llegar a la preparación de productos terminados.


“Ha sido una experiencia gratificante, los docentes también han estado recibiendo una formación intensiva. Cada semana había un tema distinto sobre el Bosque de Chocolate, una teoría, una práctica que nos llevaba a un camino claro y que le daba forma a todo lo expuesto en estas Ferias Amblema 2019”, destacó Montes.


Un proyecto con sabor a chocolate


La capacitación ha sido parte del cronograma que maneja Amblema en su herramienta Socio – Educativa, los niños tuvieron clases de la mano de especialistas en chocolatería, y con ello la creación de productos que llevan un sello especial.


Cada actividad, ha ido mostrando lo mejor de sí, las instituciones educativas han dejado por asentado que la enseñanza debe ir más allá de lo tradicional, y romper esquemas que permitan transmitir conocimientos traducidos en hechos palpables para el beneficio de la sociedad.

El estudio del Bosque de Chocolate, ha sido tan eficaz que hoy los alumnos se han convertido en multiplicadores de la enseñanza adquirida. En la Feria Amblema, han tenido la oportunidad de mostrar los distintos procesos del cacao, el desarrollo de productos terminados y como promocionarlo ante la mirada de propios y visitantes.


Los productos ofrecidos en cada feria, llevan un sello que los identifica como: “Choco Amblema” y un eslogan que combina la delicia del cacao con el aprendizaje, “El dulce sabor del saber”.


Así están identificados los empaques de galletas, bombones, dulces, tabletas de chocolate, entre otros productos que endulzan el paladar de quienes asisten a estas actividades.


Un esquema


La herramienta Socio – Educativa Amblema, se compone de tres áreas, Ambiente, Lectura y Matemáticas, y dentro de la parte de Educación Ambiental; es incluido el proyecto Bosque de Chocolate, que una vez en la semana los niños de cada escuela reciben asesoría en materia de cacao y todos sus componentes.

Para el profesor Tomás Linares, director de la Fundación Amblema, este proyecto tiene una visión amplia que tiende a desarrollarse en cada escuela, de la mano de cada docente y de los padrinos de la fundación, además de integrar a la comunidad y otros colaboradores.

“La idea es que los alumnos desde los primeros grados aprendan a sembrar, a cultivar el cacao. Esto nos permite sembrar conciencia, y sobre todo una visión para el desarrollo sostenible que les permita procesar el rubro dentro de su comunidad luego de cultivarlo, con el fin de crear pequeñas fábricas de chocolate dentro de las localidades donde se ubican las escuelas”, señala Linares.


Agrega que lo expuesto hoy en cada una de las ferias, es producto de todo un año escolar, y todo un esfuerzo conjunto que hoy muestra sus frutos en la elaboración de productos terminados que poco a poco van perfeccionándose para ser expendidos a las personas que demanden tales rubros.


“La idea es convertir estos centros educativos y las comunidades, en espacios para el desarrollo sostenible a través de una actividad de producción, que tiene también su acento en lo turístico”, acotó Linares.


La Fundación Amblema en la actualidad se encuentra desplegada en cinco estados de Venezuela, Aragua, Carabobo, Guárico, Lara y Yaracuy; donde junto a un grupo de padrinos, colaboradores, coordinadores y docentes, realiza un trabajo arduo en pro de una enseñanza no tradicional que rompe esquemas para el desarrollo de cada estudiante y por ende de cada institución.

0 vistas