• Wilkar Oquendo

El reto de promover el hábito de la lectura a través de la docencia


La lectura es una actividad múltiple. Cuando leemos, y comprendemos lo que leemos, nuestro sistema cognitivo identifica las letras, realiza una transformación de letras en sonidos y construye una representación fonológica de las palabras.


Por/Wílkar Oquendo

Periodista





A través del hábito de la lectura, puedes acceder a los múltiples significados de las letras, de las palabras que se construyen de ellas, seleccionar un significado apropiado al contexto, y darle un valor sintáctico a cada palabra.


Las escuelas han venido reproduciendo una educación tradicional, pero hoy se topan con juicios que cuestionan su proceder, y esto se debe a nuevas corrientes pedagógicas que tratan de hacerla más democrática.


Con los cambios y avances tecnológicos que día a día se están incorporando a la práctica docente, estos se enfrentan con una lista interminable de nuevos factores y por ende retos que los obligan a insertarlos dentro de sus programas de enseñanza.


Las condiciones están dadas, lo único que queda es un proceso de actualización constante, en el que las escuelas públicas se adapten al fenómeno de la globalización, es decir, buscar las estrategias necesarias para adecuarse a las transformaciones sociales y culturales que se presentan.


Para Solé (1997): "Leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer los objetivos que guía a su lectura”.


La lengua oral y escrita es parte de la cultura, y a través de ella nos podemos identificar como parte de un grupo.


Es importante señalar que el español ha sufrido cambios con el paso del tiempo, pues en nuestro país hay una gran riqueza de lenguas indígenas, inclusive algunos niños provenientes de comunidades indígenas aprenden el español en la escuela.


Leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, con la lectura se intenta satisfacer los objetivos que guían su lectura. Es un proceso de emisión y verificación de predicciones que conducen a la construcción de la comprensión del texto. En fin es un asunto interno pero se tiene que enseñar.


De acuerdo a la definición de Sastrías, nos podemos percatar que la lectura cobra un papel muy importante para la educación desde el inicio académico de las personas. Enseñar a leer a un niño es muy diferente que enseñar a un adulto.

¿Pero cómo hacerlo?


La forma que emplea el docente para la enseñanza debe estar apegada a las exigencias reales de la sociedad, de integrar en sus planes los elementos que le permitan actualizar el conocimiento de acuerdo al contexto en el que se encuentren para dar mayores elementos atractivos a sus clases.


Deben generar más interés, y sobre todo que intente hacer de la educación convencional una educación sistémica. Recordemos que todo proceso educativo busca que el alumno desarrolle su personalidad libremente.


Por tal motivo, se empeña en la transmisión de conocimientos, valores, actitudes y aptitudes que contribuyan a la transformación de cada individuo a ser cada vez mejor.


Leer no es sólo poder decodificar un conjunto de grafías y pronunciarlas de manera correcta, fundamentalmente, se trata de comprender aquello que se lee, es decir, ser capaz de reconstruir el significado global de un texto.


Esta práctica implica identificar la idea principal que quiere comunicarnos el autor, el propósito que lo lleva a desarrollar dicho texto, la estructura que emplea, entre otros elementos.


Podemos decir que implica una acción intelectual de alto grado de complejidad en la que él que lee elabora un significado del texto que contempla, el mismo que le dio el autor.


El docente no puede proponerse como fin único, "el hacer leer", sino que se hace necesario mencionar la intencionalidad: leer, ¿qué?, ¿cómo?, ¿para qué?, ¿en qué momento?, ¿en dónde?


Cuando existen planes y programas de estudio, las acciones son inmediatas para el fortalecimiento de los contenidos educativos básicos.


En este sentido, las escuela primaria tienen diversas tareas y no sólo se espera que transmita información que al volverse aprendizaje se transforme en conocimiento, no, la idea es que este aprendizaje realice funciones sociales y culturales.


En el aula


Una de las actividades más importantes dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje en la educación primaria es sin duda la lectura, ya que mediante ella nos podemos comunicar, el lenguaje, la escritura y la lectura son considerados elementos constitutivos y esenciales de la educación.

De acuerdo a autores como Sastrías y Solé (1997) la lectura puede ser considerada como:

La lectura es aquella que refuerza la identidad y ayuda a cada quien a conocer y comprender problemas, a comprometerse con su destino, a asumir sus luchas, propicia el reencuentro de las personas con su cultura y con el destino.


Clasificación de Lecturas

  • Lectura mecánica: Se limita a identificar palabras prescindiendo del significado de las mismas. Prácticamente no hay comprensión.

  • Lectura literal: Comprensión superficial del contenido.

  • Lectura oral: Se produce cuando leemos en voz alta.

  • Lectura silenciosa: Se capta mentalmente el mensaje escrito sin pronunciar palabras. El lector puede captar ideas principales.

  • Lectura reflexiva: Es el máximo nivel de comprensión. Se vuelve una y otra vez sobre los contenidos, tratando de interpretarlos. Es la más lenta.

  • Lectura rápida: Sigue la técnica del “salteo” que consiste en leer a saltos fijándose en lo más relevante. Es una lectura selectiva.


Modalidades de Lectura

Lectura guiada: Tiene como propósito enseñar a los alumnos a formularse preguntas sobre el texto. El maestro elabora y plantea preguntas para guiar a los alumnos durante la lectura.


Lectura compartida: Brinda a los niños la oportunidad de aprender a formular preguntas al texto. En cada equipo, un niño guía la lectura de sus compañeros.


Lectura comentada: Se realiza en pequeños equipos, por turnos y se formulan comentarios durante y después de la lectura.


Lectura independiente: En esta modalidad los niños seleccionan y leen libremente los textos de acuerdo con sus propósitos particulares.


Para que logres excelentes resultados a través de una lectura eficaz es necesario seguir los siguientes pasos:


  • Establezca el propósito de la lectura

  • Examine e inspeccione el contenido de todo el libro

  • Formúlese preguntas

  • Busque el significado de lo que está leyendo

  • Exprese lo que va leyendo

  • Repase lo estudiado


¿Cuáles son algunas de las habilidades que desarrolla la lectura?


  • Vocabulario

  • Ortografía

  • Construcción Gramatical

  • Imaginación

  • Orden del pensamiento

  • Concentración

  • Comprensión

  • Reflexión

  • Actitud crítica

  • Lectura Veloz

  • Predisposición a Escuchar

  • Conocimientos

  • Cultura

Leer bien es razonar dentro de uno de los más elevados procesos mentales que incluyen diversas formas de pensamiento:


  • Evaluación crítica

  • Formulación de juicios

  • Imaginación y resolución de problemas


Todo esto implica a su vez que el lector sea crítico y reflexivo, que pueda comprender un texto de manera eficaz y eficiente. Para desarrollar estas habilidades en un lector es necesario aplicar determinadas estrategias didácticas de enseñanza – aprendizaje, y por qué no hablar de metodologías.


En este sentido, la labor del docente es inmensa dentro del aula escolar, ya que en sus manos está el cultivar en el niño el gusto por la escritura y lectura. Se requiere infiltrar en los niños la habilidad, el gusto y la comprensión en la lectura, ya que son aspectos indispensables para que ellos puedan acceder al conocimiento.


Aplica estrategias efectivas


Dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje nos encontramos con que el maestro debe buscar formas y rutas que le serán fundamentales para orientar dicho proceso con el fin de alcanzar los objetivos trazados.


En el ámbito educativo se conoce como estrategia a aquellos procesos a corto, mediano y largo plazo de acuerdo al horizonte temporal o el tipo de conocimiento que se espera o se quiera obtener.


Las estrategias docentes traducen la lógica del contenido y las representaciones intencionales (propósitos y objetivos) a condiciones operativas en el ámbito escolar, por simples que tales estrategias sean.


Estas son las características principales de las estrategias, técnicas y métodos a abordar

Estrategia


Es el conjunto de procedimientos, apoyados en técnicas de enseñanza y de manera articulada, tienen por objeto alcanzar los objetivos de aprendizaje.


Técnica


Son procedimientos didácticos que nos permiten realizar una parte del aprendizaje que se pretende lograr con la estrategia. Se utilizan para activar impulsos.


Método


Es el proceso ordenado de acciones que orienta la acción educativa. El docente aplica, desarrolla, brinda y utiliza las estrategias didácticas con sus alumnos en cada actividad práctica y de comunicación.


En este caso, la lectura brindará al niño mejores condiciones para que interactúe con el mundo exterior, interior, lo comprenda, analice y por qué no, lo transforme de acuerdo a su práctica social.


Finalmente, el tema abordado representa para la sociedad un punto crucial que debe de involucrar a todos en su desarrollo y no dejar la responsabilidad exclusiva a los docentes y escuelas.



13 vistas