• Wilkar Oquendo

El encalado hace que los árboles experimenten la clorosis inducida


Son muchos los inconvenientes que se presentan en el árbol al aplicarle cal o pintura en su tronco. Al llover se disuelven y baja al suelo lixiviándose. Al llegar esta cal al suelo, disuelta en agua, tiene la propiedad de elevar el pH del mismo.


Por/ Wílkar Oquendo

Periodista


Cuando observamos esta práctica podemos asociarla con la fruticultura, que según la teoría, esta puede ayudar a los árboles recién plantados, injertados o podados para proteger al tronco de las radiaciones solares.


También se hace con el argumento de mejorar la visibilidad de los árboles frente a los automovilistas, principalmente cuando son de alineación. Otra razón es que el encalado protegerá al árbol del daño por hormigas, plagas y enfermedades.


Sin embargo, hay quienes lo llevan a la práctica porque según se percibe “estético” y da la impresión de que los árboles están “bien cuidados”. Lo cierto es que quienes hacen la labor de mantenimiento de estas áreas, podrían no estar preparadas en “Arboricultura”.

La arboricultura es la ciencia y el arte del cuidado de los árboles, arbustos y enredaderas en ambientes urbanos, con más de 100 años de trabajo de investigación.


¿Pero funciona el encalado?


Esta no es una técnica plenamente comprobada por la ciencia, sino que se trata más bien de una costumbre arraigada en distintos países de Latinoamérica.


Según los científicos, la cal en exceso puede dañar el suelo en el que está plantado el árbol cuando ésta se empieza a lavarse con la lluvia. Y si se trata de evitar plagas y los insectos, no es tan eficiente ya que su mayoría estos viajan a través del aire.


En estos casos, los árboles, a través de sus hojas y corteza –entre otras cosas–, generan mecanismos de defensa ante los agentes naturales que los dañan, tal como ocurre en los bosques o en la selva.


También hay casos recurrentes con pintura vinílica, y ésta suele ser dañina para la corteza, puesto que funciona como un elemento externo contra ella y le impide desarrollarse de manera natural al bloquear el contacto con el agua, el sol y otros factores que le son útiles para su desarrollo.


Cuando se trata de fines estéticos, nunca se ven del todo bien pintados de blanco o cualquier otro color. Ahora que conoce lo perjudicial de esta técnica, piénselo mejor antes de pintar el árbol de su calle o jardín.


Inconvenientes del encalado en el tronco de los árboles


· El pH es una de las medidas de la capacidad que tiene el suelo de facilitar el intercambio de minerales y hacer que éstos sean absorbidos por las raíces finas de las plantas.


Un valor ideal de pH oscila entre 6 y 6.5. Al pintarse con cal y luego que esta se lave con el agua de lluvia, cae al suelo y esto eleva el pH, haciéndolo más alcalino.


El hierro por ejemplo, un mineral indispensable para el desarrollo sano del árbol, es retenido químicamente y ya no puede ser tomado por las raíces.


El encalado conduce a que el árbol experimente una enfermedad que se llama “clorosis inducida por cal”, cuyos síntomas son el amarillamiento del follaje y la pérdida de la capacidad para realizar la fotosíntesis, el proceso de elaboración de su propio alimento.


En pocas palabras, el encalado hace que el árbol muera de hambre.



· Los árboles son seres vivos, son la mejor expresión de la naturaleza dentro de la ciudad; merecen todo nuestro respeto y atención, nos brindan gran cantidad de beneficios ambientales.


No deben ser pintados y empleados como señales de tránsito. Existen otros medios para enseñar al conductor la ruta por donde debe transitar.


· Los árboles son una maravilla biológica, llevan más tiempo que nosotros sobre la tierra y están adaptados con una corteza en su tronco y ramas lo suficientemente gruesa y fuerte para mantenerse interiormente frescos y protegidos.


No es necesario colocarles pinturas. Además, los árboles necesitan respirar y a través del tronco lo hacen por unas aberturas especiales llamadas lenticelas. El encalado los quema y los ahoga tapando los poros.


· Las plagas y las enfermedades tienen muchas vías de dispersión, diferentes a trepar por el tronco. El viento y el agua son sus principales vehículos de propagación.


Nos estamos engañando a nosotros mismos si pensamos que con el encalado se evita que un árbol se enferme por medios de plagas.


· Para mostrar un árbol estético, solo necesitamos verlo sano, fuerte y vigoroso, con un tronco que enseñe su corteza intacta, color y el aspecto característico.


En las grandes ciudades del mundo, con árboles bellos y espectaculares, no se practica el encalado. El encalado es un indicador de baja cultura en el cuidado de los árboles.

0 vistas