• Wilkar Oquendo

Cacao venezolano se hace sentir a través del “Bosque de Chocolate”


La Fundación Amblema presentó recientemente, su proyecto “Bosque de Chocolate” en la Jornada Botánica del Cacao. El evento que se desarrolló en la ciudad de Caracas y contó con la presencia de nueve organizaciones chocolateras del país.


La jornada que se realizó en los Jardines Ecológicos Topotepuy, contó con la presencia del arquitecto paisajista Ricardo Fuenmayor, diseñador de Jardines Ecológicos Topotepuy, y María Fernanda Di Giacobbe, maestra chocolatera fundadora de KaKao, bombones venezolanos, Cacao de Origen y Río Cacao, quienes fueron los anfitriones del evento.


Este encuentro con la cultura del cacao venezolano sirvió para afianzar distintos proyectos propuestos por los expertos en la materia. La coordinadora del proyecto “Bosque de Chocolate”, Ruth Bracho, dio a conocer en detalle la nomenclatura del plan que se aplica en las escuelas donde funciona la Fundación Amblema y que busca fomentar la enseñanza como una manera de aprender haciendo.


“Los niños en las escuelas donde funciona la herramienta Socio – Educativa de Amblema, reciben una clase especial por parte de los docentes que han sido previamente preparados en las distintas áreas de cacao, y esto lo llevan al aula de forma dinámica en la que el estudiante participe de manera activa en cada actividad”, destacó Bracho.

Añade que cada clase del Bosque de Chocolate, va consecuente con los contenidos desde la historia del cacao, su influencia en Venezuela en épocas anteriores, la importancia en la economía del país y como es vemos este rubro desde afuera.


Una visión que se hace palpable


Por su parte, Tomás Linares, director de la Fundación Amblema, destacó que en esta primera experiencia del proyecto los niños en las escuelas participan en actividades teóricas, pero progresivamente, ellos van adentrándose en el tema desde los procesos de siembra, cultivos y todo lo que debes saber sobre el campo.


“Es un proceso de aprendizaje, que va desde lo teórico a los práctico. Lo más importante es prepararlos en el tema del cacao como una herramienta más para su desarrollo académico dentro de cada escuela, y todos estos conocimientos unificarlos y llevarlos a la práctica pero en la parte de procesamiento para productos terminados que al final de cada periodo escolar serán expuestos en su escuela y ante la comunidad”, puntualizó Linares.


En esta amena actividad rodeada de paisajes naturales, se concretaron una serie de proyectos ambiciosos que vuelven a ubicar a este rubro en el camino preciso para la producción nacional con calidad de exportación.




Por/Wílkar Oquendo

Periodista

@wilcreativo.art

0 vistas